En nuestra empresa servimos a nuestros clientes áridos para la construcción en Avilés, uno de los elementos esenciales para llevar a buen puerto cualquier proyecto relacionado con el mundo de la construcción. A continuación veremos cuál es el uso que estos materiales tienen en el susodicho sector y sus diferentes clases.

Los áridos se usan, principalmente, para elaborar cementos y hormigones. De hecho, dentro de estos, son un elemento importantísimo y son cruciales en sus diferentes propiedades. Los áridos que distribuye nuestra empresa de áridos para la construcción en Avilés son del todo inertes y no reaccionan al combinarse con otros elementos.

Los áridos empleados en construcción se pueden clasificar en varios grupos, si atendemos a su origen. De este modo, encontraríamos tres grupos principales: los áridos naturales, los áridos artificiales y los áridos reciclados.

Los primeros son aquellos que se extraen directamente de yacimientos minerales. Dentro de los áridos de este grupo podríamos diferenciar entre los granulares y los de machaqueo. Los granulares son de origen silíceo y poseen una forma redondeada, sin aristas. Los de machaqueo, por el contrario, tienen planos rugosos.

A diferencia de los naturales, los artificiales serían aquellos que se han obtenido mediante distintos procesos industriales, normalmente como residuos de estos procesos. Ejemplos de áridos artificiales serían las cenizas del carbón o las escorias de la industria del metal.

Finalmente, los áridos reciclados serían aquellos que provienen de un uso anterior en construcción. Acostumbran provenir de derrumbes o demoliciones de edificios o infraestructuras.

En Contenedores Gema llevamos ofreciendo desde el año 2004 servicio de áridos para la construcción.